12.jpg

Según el analista Antonis Loizou, en Chipre el sector inmobiliario experimentará un largo período de recesión. Señaló que el precio de la oferta turística de propiedades ya ha caído aproximadamente como el 20%.

Dijo que los promotores inmobiliarios están frenando los nuevos proyectos: “Usted debe estar loco para construir en este momento ya que los bancos no dan crédito y un número importante de propiedades siguen sin venderse”, afirmó.

Según Stelios Platis, director gerente del grupo de servicios financieros “MAPAS”, dice que los inversores están siendo más cuidadosos con los fondos, pero aún tratan de comprar.

“No cabe duda de que la gente está siendo muy cuidadosa y muy vigilante sobre el futuro del sector inmobiliario, lo que significa no invertir en ella”, afirmó.

Pero los chipriotas ricos están buscando vendedores para comprar baratas las propiedades, lo cual podría ayudar a mantener la construcción del país y los sectores de propiedades.

Él espera que se generará interés en cuatro nuevos complejos deportivos que el Estado está construyendo para fomentar el turismo, en varios de los cuales será necesario la construcción de una isla artificial entre Limassol y el antiguo puerto.