14.jpg

Su ubicación rodeada al norte por el mar y al sur por la cadena montañosa Kyrenia le ofrece un imponente escenario.

La parte antigua ofrece un pequeño y hermoso puerto, lleno de yates y acordonado por un antiguo castillo cruzado.

Población 1960: greco – chipriotas: 2373; turco – chipriotas: 696; maronitas y armenios: 34; otros: 390.

Su toponimia data del fin de la guerra de Troya cuando muchos de los habitantes de Achaea, en el Peloponeso, se establecieron en le lugar. Evidencias arqueológicas próximas a la ciudad datan de asentamientos desde el período Neolítico (5800-3000 AC). Asimismo, tumbas misénicas del período 13400-500AC han sido descubiertas.

Se cree que Kipheas es el fundador de la localidad de Kyrenia. Militar, arribó a la costa norte de la isla de Chipre trayendo con él varios colonos de distintos pueblos de Achaea. Uno de esos pueblos, localizado actualmente próximo a Aigio en el Peloponeso, era también llamado Kyrenia.

La referencia más temprana a la ciudad de Kyrenia se encuentra, junto a otras siete ciudades – reino de Chipre, en escrituras egipcias del período de Ramses III, 1125-1100 AC.

Desde sus primeros tiempos, el comercio de Kyrenia y el intercambio marítimo se beneficiaron enormemente de su proximidad a la costa de Asia Menor. La gran actividad marítima (fines del siglo 4to, inicio del 3ro AC) es evidente en el antiguo naufragio descubierto por Andreas Kariolou en 1965, justo en las afueras del puerto de Kyrenia.

La ruta del velero a lo largo de Samos, Kos, Rhodas, costa de Asia Menor y Kyrenia, demuestra que las relaciones con otras ciudades del este del Mediterráneo.

Durante la lucha entre Ptolomeo y Antigonus que siguió a la muerte de Alejandro el Grande en 323 AC, Kyrenia fue colocado como súbdito de la ciudad-reino de Lapithos que se alió con Antigonus. Una vez que Ptolomeo dominó la isla, todas las ciudades-reinos fueron abolidas.