13.jpg

…continuación

Muhammad Fathi Osman, del Instituto de Estudios Islámicos en el mundo contemporáneo, EE.UU; Gijun Su gitani, consejero supremo del Budismo Tendai, Japón; y Swami Amarananda, del Centro Ramakrishna Vedanda, Suiza.

La segunda señal importante vino del presidente de la República de Chipre Demetrios Christofias.

Interviniendo en la ceremonia de apertura de la reunión, el presidente anunció: “Nuestra parte está decidida a continuar el diálogo con buena voluntad y estamos a la espera de que también la otra parte muestre la misma voluntad para que podamos asegurar juntos la paz en nuestra isla.

El presidente desveló también que las iniciativas tomadas “junto al líder turco-chipriota, el señor Talat, han abierto el camino a la reanudación de las negociaciones entre las comunidades greco y turco chipriotas, para la puesta en acto de una solución al problema de la isla y para el restablecimiento de los derechos humanos para todos los ciudadanos chipriotas”.

El objetivo, dijo, es “la realización de una solución pacífica que se basará en las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y que estará de acuerdo con los principios y los valores de la Unión Europea”.

Una solución la estudio de las partes sería la evolución de Chipre “hacia un estado federal, con una soberanía indivisa, una sola personalidad internacional, una sola nacionalidad y la igualdad política”.

Tal solución debería llevar a la superación del ‘status quo’ y conducir a “que la ocupación liberará la isla de las tropas extranjeras y de los colonos, y reconstituirá Chipre, su pueblo, sus instituciones y su economía”.

En una entrevista a los micrófonos de la Radio Vaticana, el arzobispo de Chipre, Crisóstomo II, dijo. “Creemos que este encuentro tendrá un papel muy positivo por lo que se refiere al proceso de paz en Chipre pero también en el mundo”.

“Creemos también que, por lo que se refiere a Chipre, dará los mensajes justos a los representantes de las dos comunidades, para que trabajen con tenacidad y con concentración por una solución justa para ambas comunidades, para que reine al fin la paz y para que puedan vivir felizmente la una junto a la otra”, añadió.

En cuanto a las dificultades de la negociación, el arzobispo de Chipre subrayó que “Ankara (…) quiere conservar el derecho a mantener sus tropas en Chipre, incluso después de una solución, con derecho de intervención, cosa que no podemos aceptar. Chipre, sin embargo, es un Estado pequeño para ser dividido en dos”.