8.jpg

El encuentro interreligioso que actualmente se está celebrando en Chipre lleva adelante el “espíritu de Asís” promovido por Juan Pablo II, ha recordado el cardenal Stanislaw Dziwisz, durante décadas secretario particular del Papa Karol Wojtyla.

El purpurado intervino este domingo durante la ceremonia inaugural del Congreso Internacional “La civilización de la paz: religiones y culturas en diálogo”, promovido por la Iglesia de Chipre y por la Comunidad de San Egidio, subrayando que “gracias al valor y a la tenacidad de los amigos de San Egidio, el ‘espíritu de Asís’ ha soplado en muchos lugares, cruzando numerosas fronteras: ciudades de Italia, de Europa y del mundo se han abierto al encuentro y al diálogo entre mundo diversos”.

El cardenal recordó que Juan Pablo II estaba convencido de que la dimensión religiosa, relegada a los margenes de la cultura y de la sociedad occidentales, debía volver a asumir un papel importante, y por esto un día de 1986 le confió: “Una oración de todas las religiones por la paz, ¡eso es lo que hace falta!” Un gran grito a Dios por la paz”.

De eso, explicó, derivó la elección de Asís, ciudad de san Francisco”, como lugar ideal para la invocación a Dios por parte de los creyentes de las diversas religiones”, que tuvo lugar el 27 de octubre de 1986.

Deseando que el de Asís no fuese “un acontecimiento aislado”, el Papa Wojtyla invitó a continuar esta experiencia: “Sigamos difundiendo el mensaje de la paz. Sigamos viviendo el espíritu de Asís”, exhortó.

Por esto, recuerda su secretario particular, “Juan Pablo II acogió con satisfacción y apoyó la iniciativa de la Comunidad de San Egidio de convocar cada año un encuentro de oración por la paz ‘en el espíritu de Asís'”.